Los vales de despensa son instrumentos de ayuda a mejorar la calidad de vida de los trabajadores, ya que permiten aumentar la capacidad de compra de productos de la canasta básica, lo que sirve como incentivo para incrementar su productividad y, al mismo tiempo, las empresas mejoran su retención de talento, beneficiándose de los incentivos fiscales vigentes.

En México los vales de despensa, son una de las prestaciones laborales más valoradas por los trabajadores, al representar un importante apoyo en la adquisición de artículos de consumo.

En algunas empresas los vales de despensa son otorgados mensualmente a cerca de seis millones de familias. Los vales representan un auténtico beneficio para el empleado debido a que dicho ingreso al trabajador está exento de otras deducciones sociales como IMSS, INFONAVIT y SAR, es decir que el pago destinado a bonos de despensa llega íntegro para el trabajador.

Como práctica común, muchas empresas otorgan vales de despensa en Navidad para recompensar e esfuerzo de los empleados o como una forma de entregar el remanente de sueldo a fin de año.

Para los trabajadores resulta una prestación muy valorada, mientras que para las empresas, se traduce en una excelente opción y con importantes ventajas económicas, ya que les permite mantener el poder adquisitivo de sus empleados al menor costo, aún sin ser deducibles.

Además, para las empresas el pago de la prestación de vales de despensa son deducibles hasta en un 53% sobre el ISR.